04 marzo 2013

Battletech, el juego de cartas

Muy buenas queridos lectores. Que placer da escribir estas lineas con la mente tranquila por haber terminado exámenes xD

El caso es que hoy vengo con una entrada referente a un juego de cartas que a mi me ha sorprendido gratamente. Estoy hablando del juego que se indica en el titulo: Battletech.


Este juego de 1996 lo conseguí hace unos meses, en las jornadas de Barcelona "Ayudar jugando". Me compré una caja por 5€, pero no una caja normal, no... Me compré la caja que distribuyen a las tiendas con 12 mazos cada una. Vamos, una ganga.

El caso es que quise comprar algo y eso lo vi ideal. Un juego de cartas "viejuno" con 12 mazos de 60 cartas cada uno para jugar todo lo que quisiera. Y además, cada caja venía con su manual pequeño así que no tenía excusa para dejarlo ahí xD

La cuestión es que cuando abrí los mazos tuve un sentimientos encontrados. Básicamente consistía en vomitar cada vez que veía las ilustraciones de las cartas. Por dios, no he visto dibujos más feos en mi vida. Y mira que se que son antiguos y que por aquella época ese era el estilo pero joder... que magic también existía (que por cierto, Battletech es del mismo creador) y sus ilustraciones no eran tan feas.


El caso es que, pese a tener cartas con mechas cafetera o mechas que desafían la lógica, me dispuse a leer las reglas. Y en este punto acabé gratamente sorprendido.

Battletech resultaba ser un juego en el que debías controlar multiples zonas, practicamente todas tus cartas pueden ser atacadas y algo que me gustó (aunque ahora estoy viendo que no es tan "bonito") es que el objetivo del juego es hacer que el enemigo se quede sin cartas en su mazo.

Pero, vayamos por partes.

Un mazo de 60 cartas (siempre debe ser de 60 cartas) puede contener: unidades (desde mechs a vehículos), cartas de mando (recursos, estructuras y pilotos) y misiones (que vendrían a ser instantáneos).

Hay distintos tipos de mech: ligeros, medios y pesados. Estas categorias sirven para especificar quien puede atacar a quien (de forma singular). Es decir, uno rápido tendrá la ventaja de poder atacar a todos, pero sus atributos suelen ser bajos. En cambio, uno pesado será muy bestia en combate pero tendrá que atacar en general, nunca individualmente.

A la hora de poder jugarlos cada mech tiene un valor de recursos que deben ser pagados de forma "anónima". Es decir, por turno, cada jugador puede jugar 2 cartas privadas (boca abajo), y cada jugador tendrá que asignarle recursos en función de sus cartas de recurso. Vamos, las cartas boca abajo tendrán un montón de marcadores y el juego permite especular con esto. Por lo tanto, podremos asignar más recursos de los necesarios para que el enemigo se preocupe.


Además de los recursos básicos (que producen todas las cartas de recurso) cada mech o estructura necesita un tipo concreto de recurso. Por ejemplo, montaje, munición, política  etc. Las cartas de recurso, como digo, dan recursos normales pero también cubren la necesidad de recurso especial. Así pues, podemos tener una carta llamada "política" que da 1 recurso básico y también nos otorgará la categoría de política disponible en nuestro bando.

Viendo esto tendremos mechs que necesiten 10 recursos y que ademas, en caso de no tener política tengamos que pagar 3 más. Pero, si disponemos del recurso que da "política" entonces no habrá que pagar ese sobre coste.

Una vez se cubra el coste de las cartas podremos ponerlas en juego. Los recursos, estructuras y pilotos irán en una misma zona. Los mechs podrá ir a distintas. Desde la linea de combate, la cual es la estandar, hasta proteger cartas especificas. Por ejemplo, podemos poner un mech a defender nuestro mazo, o nuestras cartas de recurso más importantes. La ventaja de hacer esto último es que puedes ignorar la velocidad del atacante, y eso es bueno si el enemigo tiene mech ligeros.

Esto es, a lo sumo, el sistema de jugar cartas.

Después tenemos el combate. Que es bastante interesante por la curiosidad de poder atacar de forma general o indivicualmente.
Cada mech dispone de 3 atributos: daño, vida y escudos. Además, el tipo de mech hace que al lanzar una ofensiva puedas hacerlo de modo individual o en grupos.

La idea es que después de designar ataques cada jugador deba destruir escudos para poder quitarle vida. Eso si, cada turno los escudos se regeneran.

Y como no, muchos mech tienen habilidades especiales que sirven para hacer más daño, o para ser más veloces, etc.

Ahora, la parte mala, que la tiene... Las partidas, generalmente, duran muchísimo  Hay que pensar que el objetivo es dejar sin cartas al adversario. Son 60 cartas que pueden ser protegidas mediante mechas.
Y a eso juntamos que solo se pueden jugar 2 cartas por turno. ¡Awesome! Lentitud en estado puro. Quizás es por eso que el juego no ha llegado a ser popular.

Por lo demás, creo que es un juego bastante entretenido y que para una partida de vez en cuando no va nada mal. Eso si, hay mejores. Pero bueno, por 5€ no se puede pedir más :p

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras....