04 junio 2009

Continúa el frikismo: Munchkin 3, Bang! y Ciudadelas

Pues el otro día volví a pasarme por Edge y pedí un par de juegos de cartas que el otro día ya pude jugar. Se trata de Bang!, Ciudadelas y Munchkin 3.

Munchkin 3
Este juego ya ha sido comentado en este blog alguna que otra vez (aquí, aquí y aquí) y esta vez comentaré la segunda expansión. Lo que más llama la atención de esta expansión son la raza y clase nuevas: Gnomo y Bardo.

El Gnomo tiene un -1 a huir pero tiene algo MUY bueno, y es que en cualquier momento podemos bajar un monstruo de nuestra mano para que nos ayude en un combate.

El bardo: Tiene dos habilidades.
  • Cautivar: Básicamente te descartas 3 cartas y retas a alguien, si en la tirada de dado le ganas este está obligado a ayudarte y no puede pedir recompensa.
  • Suerte de Bardo: Robas una carta adicional de tesoro al derrotar un monstruo y descartas una de ellas.
Además, añade más monstruos, objetos y maldiciones.

Recomiendo esta expansión (al igual que todas xD). Su precio es de 15€


Bang!
Este juego me gustó mucho el día que lo probé, tanto que cuando llegué a mi casa lo compré por internet a Edge xD. Está ambientado en el salvaje oeste y es un juego para 4 a 7 jugadores.


El sistema es muy sencillo:
  • Primero se deben repartir las cartas de rol. Existen 4 tipos de rol: Sheriff, Ayudante del Sheriff, Renegado y Forajido. Lo interesante es que los roles se reparten de forma que nadie sepa quien es quien excepto el Sheriff, que será el único jugador en revelar su rol. Cada rol tiene un objetivo. Por ejemplo: Sheriff matar a los forajidos, el Ayudante del Sheriff debe ayudar a este, los forajidos deben matar al Sheriff y el Renegado tiene que quedar el último en pie.
  • Después de que cada uno vea sus roles toca el turno de repartir los personajes. Hay muchos y cada uno de ellos tiene una habilidad especial.
  • Una vez hecho esto cada jugador recibe 4 cartas, ¡Y a jugar!
  • Cada turno se roban dos cartas y se pueden jugar tantas cartas como queramos (y que se permita jugar).

Tal y como dice el nombre del juego, para hacer daño es necesario tirar las cartas llamadas BANG! (además, tenemos que tener en cuenta que hay distancias entre los jugadores, contando el numero de sillas que nos separan). Tan solo se puede tirar un BANG! por turno y se pueden esquivar con una carta llamada "Fallaste". Básicamente es ir haciendo daño a los demás jugadores y evitar que puedan matarte.
Existen cartas como "El barril" que permite salvarse si al "desenfundar" (consiste en mirar la primera carta del mazo y si sale un corazón pues nos salvamos del punto de daño -si, cada carta tiene un símbolo y numero como si fuera una baraja de póker-)

Y poco más, hay muchos tipos de carta y es un juego muy activo a la par que divertido.
Su precio es de 20€

Ciudadelas
Este juego es mucho más tranquilo que BANG! pero es mucho más de pensar. Es un juego de 2 a 8 jugadores. Representa que cada uno de los jugadores tiene una ciudadela que debe construir. El mazo está compuesto por distritos y pueden ir desde tiendas hasta barracones pasando por bibliotecas. Cada tipo de distrito tiene un color, por ejemplo, todos los distritos mercantiles son de color verde, los religiosos son de color azul y así hasta tener 5 colores: Verde, amarillo, rojo, azul y morado (estos últimos representan maravillas).


Bien, el turno consiste en elegir al portador de la corona, este será el encargado de barajar los personajes y tendrá el honor de elegir al primer personaje. Hay 8 personajes básicos y 8 avanzados (que no he probado aun): asesino, ladrón, mago, rey, obispo, mercader, arquitecto y condotiero. Cada uno hace una habilidad especial pero vayamos por partes.
  • El jugador que porta la corona debe barajar los 8 personajes y retirar boca arriba un numero determinado por los jugadores que sean en la partida (voy a tomar el ejemplo de 4 jugadores) en este caso 2 y el Rey NO puede ser uno de ellos. Después retira otro boca abajo (esta vez si puede ser el Rey).
  • Ahora debe elegir uno de los 5 que sobran teniendo en cuenta que el orden de turnos es el que he marcado en negrita arriba.
  • Después pasa las 4 cartas restantes al siguiente jugador y este repite el mismo proceso hasta terminar y descartar la carta sobrante. OJO, este proceso es privado y NADIE debe saber que personaje hemos escogido.
  • Ahora llega el turno de los personajes y es el que lleva la corona el que debe pronunciarlos a modo de portavoz: Primero el asesino, segundo el ladrón y así hasta terminar.
  • Primero, el jugador asignado debe decidir si robar 2 monedas de oro de la banca (son fichas de parchís de color oro) o robar dos cartas y escoger 1.
  • Como he dicho, cada personaje tiene una habilidad. El asesino puede matar a alguien consiguiendo que no pueda jugar su turno, pero ojo, debe hacerlo bien y no puede decir: asesino a jugador 2. No no, debe decir: asesino al condotiero con lo que es posible que el condotiero sea una de las dos descartadas boca abajo (ahí que este juego sea de pensar). El ladrón puede robar dinero a cualquier jugador, el mago puede intercambiar sus cartas con cualquier personaje, el rey recibe la carta de corona (permitiéndole ser el primero en escoger personaje en el siguiente turno), el obispo no puede ser objetivo del condotiero, el mercader recibe monedas adicionales, el arquitecto puede construir mas de 1 distrito por turno y el condotiero (el que da miedo xD) es el que puede destruir distritos.
  • Después de robar la carta o dinero el jugador puede construir un único distrito con su dinero. También puede cobrar sus distritos. Por ejemplo, si eres mercader puedes cobrar una moneda por cada distrito verde que tengas, si eres obispo una moneda por cada azul, y así (ojo, no todos reciben por sus distritos).

Y ese es el turno, cuando los jugadores han terminado la ronda el portador de la corona vuelve a mezclar los personajes y se vuelve a repartir, etc.

El juego termina cuando un jugador construye 8 distritos, ahí comienza la última ronda de juego. Al final gana el que más puntos tenga: 1 punto por cada moneda de coste que tenga sus distritos (es decir, una taberna cuesta 2 monedas construirla, pues da 2 puntos) +4 si es el jugador que ha construido el octavo distrito, y +3 si tiene un distrito de cada color.

La verdad es que este juego es MUY bueno y muy adictivo, lo recomiendo. Su precio es de 20€ y la expansión cuesta 4€ (es bueno comprarla).

Y bueno, espero que esta entrada os haga haceros con uno de estos juegos :D

2 comentarios :

  1. Lo bueno del "Bang!" es que una partida no dura más de media hora. Tanto es así que en mi curro jugamos todos los días a la hora de la comida (media hora para comer, media hora para un "Bang!" o un "Saboteur"). Y eso que solemos jugar seis o siete.

    En cuanto al "Ciudadelas", no es mucho más complicado, pero sí se tarda mucho más en terminar una partida.

    Dos juegos muy buenos :).

    En cuanto al "Munchkin", sólo he jugado una vez, pero hace bastante tiempo. Tiene fama de entretenido y es lo más vendido de "Steve Jackson Games", así que algo tendrá :).

    ResponderEliminar
  2. A mi Munchkin me encanta, básicamente por las situaciones surrealistas que se pueden llegar a tener...

    El otro día llegamos a ser 3 jugadores en nivel 9 y no parábamos de jodernos xD

    Y si, Ciudadelas puede llegar a ser muy largo.

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras....